Archive for the 'Mis prosas' Category

Un árbol me dijo…


Siempre a la intemperie,

respiro el aire de temporada,

a veces frío a veces cálido,

y otras tantas es húmedo o seco.


La tibia caricia del sol me cobija,

el fresco rocío de la mañana me despierta,

el viento me sacude en un vaivén de fiesta,

aunque tú siempre pasas a un lado sin darte cuenta.


Cuando el cielo se deprime deja caer millones de lagrimitas,

irónicamente su dolor nutre mis delicadas hojitas.

Pero si el soberano estelar se enoja,

rayos y centellas arroja

de tan estridente sonido,

que me hace temblar al oírlo.


No puedo correr, no me puedo mover,

quieto como estatua y a la merced de aquella ingrata,

condenado a vivir en el mismo sitio,

y si afortunado soy cien años existiré,

y aún, si después con éxito, llego a la vejez,

con honor y dicha de pie moriré.

Anuncios

Aún así, me levanto…

Y pensar que fingí creer en todas tus mentiras,

ignorar y entorpecer con mis emociones a la razón,

para que no me abofeteara a la cara y me despertara

de tan hermosa y sublime pesadilla…

Y pensar que fui tuya cuando tú nunca fuiste mío,

consagrando dentro de mi corazón

los cachitos de ti que quisiste compartir conmigo…

Y pensar que ya te perdonaba la más grande ofensa de todas,

aquella que sólo tú y yo sabemos cuánto daño me hizo…

Y pensar que besé con sangre el suelo que me vio caer,

y mis alas rotas, no por el impacto,

sino por tu maltrato, ya no volarán más.

Pero aún con el corazón y el orgullo lastimados,

me levanto, porque no hay más grande bellaquería

que la de envenenarme de traición con tu gélido abrazo…


Hoy es un día triste

Hoy es un día triste,
tan triste como ver un ave caer,
caer en picada después de haber volado tan alto,
y que nadie lo note, nadie lo mire descender.

Se ha impactado en el asfalto,
nadie ve como se retuerce dolorosamente,
sufre en silencio, se encoje en sus alitas,
trata de pedir ayuda, la grita desesperadamente,
aunque sabe que nadie vendrá,
se encuentra sola, ahogada en su propio llanto.
Pero está lista y exhala su último aliento,
es su último suspiro de vida,
que se convierte en su despedida.

Hoy es un día triste porque,
pensar en ti me entretiene en el día
pero por las noches me lastima,
me atormenta pensar que yo soy para ti
y tú no puedes ser para mí.
Sentir que te tengo y no te tengo,
saber que eres mío sólo en mis pensamientos,
pero cuando te veo, sé que no sientes lo mismo por mí.

Hoy es un día triste porque me acuerdo de ti,
te veo en mi mente y sé que nunca
sentirás lo mismo que yo siento por ti,
sentir cómo mis entrañas se agitan al mirarte,
sentir cómo mis manos tiemblan al acariciarte,
mi cuerpo se estremece con sólo besarte,
y mis labios se derriten al tocarte,
pero tú… tú siempre eres distante,
no me quieres como yo te quiero a ti.

Hoy es un día triste,
triste porque hoy necesito olvidarte,
hoy es un día triste porque tú no sabes que
he decidido, de mi ser, arrancarte,
regalarte mi última sonrisa
y decirte por fin ¡hasta la vista!

Hoy es un día triste, porque hoy muero por ti,
hoy es un día triste porque esa pequeña ave moribunda,
sencillamente soy yo, despidiéndose de ti.


Sobre la autora

Más educación, más cultura y menos armas…Mstislav Rostropóvich

“Qui scribit, bis legit”

"el que escribe, lee dos veces"
diciembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Vivimos en una época en que cada uno exíge estar cada vez más solo, y simultáneamente no se soporta a si mismo…

Archivos

Blog Stats

  • 38,329 hits

Posts Más Vistos

Un blog sobre: LA EDUCACIÓN EN MÉXICO