Posts Tagged 'desamor'

Aún así, me levanto…

Y pensar que fingí creer en todas tus mentiras,

ignorar y entorpecer con mis emociones a la razón,

para que no me abofeteara a la cara y me despertara

de tan hermosa y sublime pesadilla…

Y pensar que fui tuya cuando tú nunca fuiste mío,

consagrando dentro de mi corazón

los cachitos de ti que quisiste compartir conmigo…

Y pensar que ya te perdonaba la más grande ofensa de todas,

aquella que sólo tú y yo sabemos cuánto daño me hizo…

Y pensar que besé con sangre el suelo que me vio caer,

y mis alas rotas, no por el impacto,

sino por tu maltrato, ya no volarán más.

Pero aún con el corazón y el orgullo lastimados,

me levanto, porque no hay más grande bellaquería

que la de envenenarme de traición con tu gélido abrazo…


Una lucha a muerte

Se miraron fijamente a los ojos y fue en ese instante en que ambos supieron que no había marcha atrás, había que enfrentarse y luchar por los ideales que cada quien perseguía, por las cosas que cada quien defendía, por los sentimientos y las emociones que cada uno amaba y respetaba, por todo aquello por lo que querían seguir viviendo y ahora estaban también dispuestos a morir.

Uno contra uno, nadie se iba a meter en esto. Yo mientras, sola y arrinconada, miraba con horror y tristeza lo que estaba a punto de ocurrir, mis piernas temblaban de miedo y nerviosismo, pero no podía hacer nada, no estaba en mis manos y además no estaba del lado de ninguno de los dos, ya que ellos tenían su propia e individual forma de ver las cosas y de sentirlas. Me era muy difícil hacerme a la idea de que mi destino, mis futuras acciones y decisiones las tomaría de acuerdo lo que decidiera hacer conmigo el que resultara triunfante de esta monstruosa contienda.

No podía discernir entre uno y otro, y éste fue creo mi más grande error, ya que la decisión final recaía sobre mí, pero no quise hacer nada al respecto, me sentía atrapada entre lo que sentía y lo que pensaba, y muy egoístamente, lo sé, dejé que se enfrentaran y resolvieran las cosas con violencia… no había nada más que hacer, ya todo estaba escrito, sólo tenía que esperar el final.

Una gota de sudor resbaló por la frente de uno, mientras el otro tomaba una postura amenazante. Siempre han sido enemigos, pero pocas veces podemos observar cómo se destazan el uno al otro, simplemente al final obedecemos al vencedor.

De repente empezaron los golpes, uno tras otro, los sonidos huecos y pesados de cada uno de ellos me hizo apartar la mirada súbitamente, lloré y supliqué que pararan, pero ya no me escuchaban… Sus fuerzas se igualaron, no se podía ver si uno perdía y el otro ganaba, sólo golpes, gritos de ira y desesperación. La sangre empezaba a correr por el suelo y a salpicar las paredes, de pronto uno de los dos comenzó a debilitarse, ya no podía más, estaba perdiendo todas sus fuerzas, poco a poco podía saber que estaba perdiendo no sólo la batalla, sino también la vida misma. El otro al darse cuenta, sacó sus últimas energías para tomarlo y estrellarlo de la manera más violenta contra el suelo… Sólo se escuchó como cuando algo se quiebra y por el ruido que hicieron todos los pedacitos al caer, supiste que ya no los podrías pegar jamás…


Ya no habría que decidir nada, ya estaba hecho. El vencedor, triunfante corrió a abrazarme y lo abracé. Y fue entonces, después de que mi cerebro le ganó a mi corazón en esta lucha a muerte cuando decidí por fin, decirte adiós.

Mi corazón no murió, pero ha quedado tan maltrecho que casi ni se le reconoce, aún siente mucho dolor y llora por aquél, y eso me hace sentir triste de vez en vez, pero ahora que mi cerebro ha tomado el mando puedo ser feliz… aunque por ahora sólo sea, también, de vez en vez.

No vale la pena sufrir ni llorar por nadie, aprende a enfrentar a tu corazón con tu cerebro y verás que no todo el tiempo el que siempre resultaba ganador, gana. Ni el que siempre resultaba perdedor, pierde.


Hoy es un día triste

Hoy es un día triste,
tan triste como ver un ave caer,
caer en picada después de haber volado tan alto,
y que nadie lo note, nadie lo mire descender.

Se ha impactado en el asfalto,
nadie ve como se retuerce dolorosamente,
sufre en silencio, se encoje en sus alitas,
trata de pedir ayuda, la grita desesperadamente,
aunque sabe que nadie vendrá,
se encuentra sola, ahogada en su propio llanto.
Pero está lista y exhala su último aliento,
es su último suspiro de vida,
que se convierte en su despedida.

Hoy es un día triste porque,
pensar en ti me entretiene en el día
pero por las noches me lastima,
me atormenta pensar que yo soy para ti
y tú no puedes ser para mí.
Sentir que te tengo y no te tengo,
saber que eres mío sólo en mis pensamientos,
pero cuando te veo, sé que no sientes lo mismo por mí.

Hoy es un día triste porque me acuerdo de ti,
te veo en mi mente y sé que nunca
sentirás lo mismo que yo siento por ti,
sentir cómo mis entrañas se agitan al mirarte,
sentir cómo mis manos tiemblan al acariciarte,
mi cuerpo se estremece con sólo besarte,
y mis labios se derriten al tocarte,
pero tú… tú siempre eres distante,
no me quieres como yo te quiero a ti.

Hoy es un día triste,
triste porque hoy necesito olvidarte,
hoy es un día triste porque tú no sabes que
he decidido, de mi ser, arrancarte,
regalarte mi última sonrisa
y decirte por fin ¡hasta la vista!

Hoy es un día triste, porque hoy muero por ti,
hoy es un día triste porque esa pequeña ave moribunda,
sencillamente soy yo, despidiéndose de ti.

Ayer te amé y hoy… te amo aún

¿Sabes?, escribí un poema con tu nombre,

un poema que no habla de amor,

ni tampoco de desamor,

es sólo un poema.

La tarde brillaba con la luz de la

naranja sol, y tú estabas allí,

¡ja!, muy sonriente, dibujando los dientes,

sobre los que alguna vez pasé la lengua.

Sí, ayer cuando tú me amabas,

ayer cuando yo también te amaba a ti,

y los dos pensábamos que la vida

no era tan complicada como para vivirla.

¡Ayer!  ¡¿Qué días verdad?!

Cuando sólo quería tener mi piel restregada contra la tuya,

sentir el calor de nuestros cuerpos, mientras se nos escapaba el aliento…

¡Ja ja! Y pensar que hicimos planes para la vida,

planes de compartir todo lo que somos y todo lo que tenemos,

planes donde no cabía un yo ni un tú, siempre fue un nosotros.

Mira lo que es la vida, yo siempre te lo dije, da muchas vueltas,

ayer estábamos así  y hoy…  y hoy me entero que tienes planes nuevos,

para con alguien más…

El ayer no volverá jamás, pero hoy, hoy siento que puedo recordarte,

anhelarte y despreciarte con la misma intensidad como el sentimiento de

ese amor tan profundo y maravilloso que aún ayer nos unía, y que hoy,

no existe más.

Te posaste sobre mi cabeza

¡A qué bendita hora te viniste a parar sobre mi cabeza!

Tengo tantas cosas en qué pensar que imaginé no cabrías tú,

pero has encontrado la forma de posarte sobre ella.

Te la pasas todo el día dando vueltas y vueltas,

me has tenido muy mareada en tanto que cuentas,

las horas, las vueltas, las horas y las vueltas.

Ahora por más que quiero, no te vas,

mis pensamientos necesitan paz,

hasta en mis sueños te he encontrado,

te veo de noche, te veo de día.

Ya no puedo escaparme de ti,

te has a apoderado de mis ideas.

Una vez te apropiaste de mi corazón,

Todo terminó mal… muy mal.

Había tratado de olvidarte, de arrancarte de mi ser,

pero ahora que te has posado, como ave sobre mi cabeza,

me entierras tus garras sobre las sienes,

me jalas el cabello y aleteas como ave enloquecida,

picoteas mis pensares, y cuando me doy cuenta,

me hallo pensando en ti, ¡Oh, miles de veces al día!

¡Vete por favor! Ya no quiero tenerte en mi pensamiento,

¡Vete! Porque mi corazón se está dando cuenta de tu presencia,

Y es que no quiero tenerte, de vuelta,

alimentándote otra vez de este dolor que me impacienta.



Sobre la autora

Más educación, más cultura y menos armas…Mstislav Rostropóvich

“Qui scribit, bis legit”

"el que escribe, lee dos veces"
agosto 2017
L M X J V S D
« Oct    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Vivimos en una época en que cada uno exíge estar cada vez más solo, y simultáneamente no se soporta a si mismo…

Archivos

Blog Stats

  • 37,620 hits

Un blog sobre: LA EDUCACIÓN EN MÉXICO