Archive for the 'Cine' Category

El dilema en el cine: Ver la película o Comerte… las palomitas

Llegas al cine, ya sabes que película vas a ver, has esperado taaanto tiempo para que se estrenara, y ahora estas ahí, pero no solo, tu novi@ te acompaña.

Sí, todo va como planeaste, deciden comprar algo pa’ botanear, aún no se deciden entre unos nachos o unas palominas extra grandes; finalmete se besan y deciden llevar palomitas con muuucho picante.

Se dirigen a la sala, caminan despacio, pues no hay prisa, ya que van con tiempo de sobra. Llegan con el “muchacho” o “seño” que se encuentra en el pasillo, le das los boletos, el encargado apenas y les dirige una indifernte mirada -derecho y luego a mano izquierda por favor- indica el “we”.

Caminan abrazaditos hasta la sala, entran, eligen un lugar… la sala está vacía, los dos se ríen nerviosamente, se sientan. Apagan las luces y la película empieza enseguida, no esperan para comerse las palomitas, pues ya andaban de antojo…

Una “bolita” entra de pronto a la sala. Para ti realmente no es importante, sólo esperas que no hagan escándalo y te permitan ver la peli.

Tomas la bolsa, sientes el papel rosando tus dedos, lo tomas delicadamente, pues se pueden aplastar; tomas sólo una, la hueles, la saboreas, la oprimes tantito con las llemas de los dedos y la recorres con la puntita de la lengua, luego te la llevas toda a la boca, te encanta el sabor salado.

Tu novi@ por su lado, no se quiere quedar atrás, pues sabe que si no se pone al tiro, tú te acabas todas las palomitas. Mete la mano a la bolsa, decide tomar una buena parte de ellas.

Les gusta en especial el picante, hace que los dos se sientan mareados. Tú sigues tomando de una en una, el picante provoca que te lleves los dedos a la boca, no quieres dejar de saborear el chile pues hace que inhales y exhales con fuerza.

Ya ninguno de los dos pone atención a la película. Decides parar, pero tu novi@ sigue, sigue y sigue comiendo palomitas, y no quieres que se las acabe sol@ tons vuelves a agarrar. Los dos ya tienen los dedos embarrados de picante y mantequilla, por unos instantes ya son sólo ustedes y las palomitas, nadie ni nada más, cuando de repente se encienden las luces y el “muchacho” del proyector abre la “puertita” y se asoma a la sala en dirección a ustedes… zaz!!, ustedes se ponen muuuy nerviosos, pues si los ven van a pensar que son unos “atascados” por tragarse las palomitas de esa manera, se enderezan y se comportan como si nada; vuelven a apagar las luces, se escuchan más risitas nerviosas por parte de los dos. Deciden dejar la bolsa en el suelo por lo sucedido, y poner atención a la película; aunque ya no saben ni de qué coño se trata…

Desde entonces van al cine a ver las películas pero ya no compran palomitas…

lm0152palomitas-con-mantequilla-calientes-posteres.jpg


Sobre la autora

Más educación, más cultura y menos armas…Mstislav Rostropóvich

“Qui scribit, bis legit”

"el que escribe, lee dos veces"
mayo 2017
L M X J V S D
« Oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Vivimos en una época en que cada uno exíge estar cada vez más solo, y simultáneamente no se soporta a si mismo…

Archivos

Blog Stats

  • 37,271 hits

Posts Más Vistos

Un blog sobre: LA EDUCACIÓN EN MÉXICO